URBA
URBA

JOTON GONZÁLEZ SE DESPIDIÓ DEL RUGBY


El back de CUBA, Los Pumas 7 y Argentina XV no podrá seguir jugando para cuidar su salud.

Martes, 12 de Junio de 2018 | 15:32

En una nota publicada por la La Nación, el back de CUBA contó el porqué de su alejamiento del rugby.

No se lo vio venir. De un día a otro, Juan Cruz González tuvo que poner punto final a su etapa como jugador. El serio riesgo de sufrir una lesión medular forzó al talentoso apertura a retirarse a los 25 años, en un momento espectacular y con toda una carrera por delante. Una noticia triste y dolorosa para el jugador, su familia, su club, CUBA, y para todo el rugby argentino, pero que trae la tranquilidad de que fue detectado a tiempo y la expectativa de que surjan nuevos desafíos.

"Entré en el consultorio pensando que me iban a mandar a hacer kinesiología un mes para volver a jugar y me fui con una noticia que prácticamente me dejaba afuera para siempre. Fue shockeante y no caí mucho en el momento", recuerda Joton a LA NACION.

El desencadenante de esta decisión forzosa fue el hecho de que tiene el conducto medular más estrecho de lo común. Su columna vertebral está menos preparada que la del jugador promedio para recibir los golpes y es algo congénito, es decir que no es originado por la práctica del rugby.

Hacía un par de meses que Joton venía perdiendo fuerza en el brazo derecho y el jueves acudió al doctor Alejandro Betemps, un especialista en el tratamiento de columna vertebral que trabaja con la Unión Argentina de Rugby. Si bien observó que la falta de fuerza no tenía que ver con lo de la columna, observó que tenía dos protusiones -desplazamiento del disco por compresión- que le estaban comprimiendo el canal medular y ya mostraba signos de lesión. No había otra salida.

Joton hizo oficial su decisión el sábado, durante el partido que jugó CUBA en Villa de Mayo. Quienes lo conocen dicen que en esas primeras horas se lo vio entero, en paz. "Esto se trata de digerirlo día tras día, en distintos momentos. "Es un pibe super alegre, con mucho optimismo, que tiene millones de amigos y es de los más queridos del club", lo describe Tomás de la Vega, el capitán del plantel superior y amigo de Joton.

Si bien la noticia quedó en un segundo plano por el partido de los Pumas ante Gales, buena parte del ambiente del rugby argentino quedó convulsionado por la noticia y le hizo llegar su apoyo por diferentes vías. "No sabés la cantidad de mensajes que me llegaron y me siguen llegando. Lo feliz que me ponen; me encantaría mostrarlos porque son increíbles. Estoy agradecido al rugby, al club, a la gente que me rodea", dice.

Todos conocen la calidad de Joton como jugador. Un apertura muy completo, que tiene la lectura de cancha y un buen juego de patada, necesarios para su puesto, pero también es capaz de desequilibrar individualmente con su velocidad y cambio de paso, condiciones que le valieron el orgullo de ser citado por los Pumas 7.

Pero si hay un partido que lo marcó con el seleccionado fue la goleada por 45 a 24 de Argentina XV ante el Toulon francés, en julio del año pasado. En la cancha del CASI, Joton le marcó 25 puntos (dos tries, seis conversiones y un penal) a uno de los gigantes del rugby europeo. "Fue el partido de mi vida", admitió en ese momento.

Por más que no quiere quedarse con una sola opinión y consultará a otros profesionales, Joton no cree que revierta su decisión: "El panorama es muy claro. No creo que otro médico difiera tanto. Hoy puedo caminar y estoy sano, pero si vuelvo a jugar sería muy arriesgado. Ya lo tengo bastante asumido". La salud es lo primero.

Ahora tendrá más tiempo para enfocarse en otros aspectos de su vida, como terminar la carrera de Relaciones Públicas, donde recibirá la tecnicatura a fin de año y será licenciado en dos más. También seguirá dando clases en la escuelita de fútbol para chicos de bajos recursos que abrió la Fundación River en Villa de Mayo. "Es algo que me llena mucho, un lugar donde en cierto modo puedo enseñar y transmitir valores", dice Joton, que también es muy habilidoso con la redonda: jugó de delantero en las inferiores de Tigre hasta 2010; estaba en la quinta división cuando decidió inclinarse por el rugby.

Ahora será una etapa de reconstrucción, de momentos altos y bajos. "Le puede pasar a cualquiera. El rugby te enseña a superar los obstáculos y hay que saber amoldarse a situaciones muy duras. La famosa resiliencia", opina De la Vega, como un mensaje de apoyo de un club que estará detrás de él en todo momento para acompañarlo. Fuerte y sereno, Joton promete enfocar toda su energía en lo que viene: "Todo pasa por algo y lo que toca es lo mejor para uno. Estoy convencido de que van a venir cosas buenísimas".

Fuente: La Nación

COMENTAR