Internacional
Internacional

LA ARU RECHAZÓ 39 MILLONES PARA SALVAR A WESTERN FORCE


Un millonario australiano ligado a la minería ofreció esa suma para mantener a la franquicia en el Super Rugby.

Jueves, 24 de Agosto de 2017 | 10:24

La Unión de Rugby de Australia rechazó una oferta de alrededor de 39 millones de dólares del millonario magnate de minería Andrew "Twiggy" Forrest para hacerse cargo de deuda de Western Force.

Forrest, quien primero prometió apoyo a  Western Force después del último partido del club contra Waratahs en julio, fue flanqueado por el ex director de ARU Geoff Stooke y el Wallaby John Wellborn en la reunión.

El trío se reunió con el presidente de ARU, Cameron Clyne, el vicepresidente Brett Robinson, así como el director y ex capitán de los Wallabies, John Eales.

Durante una reunión de tres horas en Adelaida, Forrest dijo a la ARU que no habría riesgo financiero para el cuerpo gobernante del juego si Western Force pudiera continuar en el Super Rugby. Forrest puso una oferta de alrededor de USD 39 millones sobre la mesa a la ARU para ayudarles a salir de problemas financieros.

Cuando fue contactada, la ARU dijo que no comentaría las cifras presentadas por Forrest. La ARU, sin embargo, se encuentra en una situación difícil dado que ya le informó a Sanzaar que quitará un equipo de Super Rugby la próxima temporada.

La licencia de Rebels de Melbourne está en manos de la Unión de Rugby de Victoria, lo que significa que la ARU no tiene ningún derecho constitucional de echarlos. Así, Force fue nombrado a principios de este mes como el equipo en la línea de tiro.

La ARU rechazó la oferta de Forrest en la reunión y dejó claro que estaban comprometidos a dar de baja a Western Force. "Hemos tenido una larga discusión con Andrew hoy y hemos proporcionado en detalle la posición de la ARU y los factores que han llevado a nuestra decisión de suspender a Western Force del Super Rugby", dijo Clyne.

"Realmente apreciamos la generosa oferta de Andrew para respaldar a Western Force y al Rugby de Australia, sin embargo, dada la posición en la que estamos, no podemos trabajar para retener a cinco equipos en el Super Rugby".


Fuente: Sydney Morning Herald

COMENTAR