Súper Rugby
Súper Rugby

LA HISTORIA EN FINALES FAVORECE A LIONS


Nunca hubo lluvia de tries en los partidos decisivos. Y en efectividad a los postes Crusaders lleva las de perder. 

Viernes, 04 de Agosto de 2017 | 13:35

Lions y Crusaders llegan a la final del Super Rugby como dos de los equipos con el ataque más prolífico de la competición. Claro que no les debe preocupar eso a un día de uno de los partidos más importantes de su historia.

Sólo un equipo de esta temporada ha anotado más puntos por partido que Lions (38) y los Crusaders (35), siendo los actuales campeones en vías de extinción Hurricanes (39). Ambos equipos promedian cinco 5 anotados por partido esta temporada, y también los dos han logrado anotar 10 tries o más en un partido de este año.

La era de Super Rugby no ha sido amable con los equipos que esperan una lluvia de tries en las Finales. Los Chiefs tienen el récord, cuando le anotaron 4 tries a Sharks en el partido decisivo de 2012.

La final del año pasado tuvo sólo dos tries, que fue la marca más baja en la era de Super Rugby. Estos datos muestran la importancia de la capacidad de un equipo para encontrar los postes con sus goles, como factor clave para ganar.

Y eso podría resultar problemático para Crusaders. A pesar de ser uno de los equipos de ataque más potentes en esta temporada, les ha faltado efectividad cuando se trata de convertir sus tries en siete puntos o de aprovechar al máximo un penal. El equipo de Christchurch tiene una tasa de éxito de tiro de meta de sólo el 67% en lo que va de la temporada, que es el tercero más bajo de cualquier equipo de la competencia. Sólo los Rebels (64%) y Reds (62%) han tenido menos éxito frente a los palos.

Lions tampoco ha sido un ejemplo brillante de efectividad a los palos. Tiene una tasa de éxito del 75%, 12 puntos porcentuales por debajo de los líderes de la liga Cheetahs (87%).

Sus respectivos pateadores, Jantjies y Mo'unga, han tenido muchas chances esta temporada. De hecho, ningún jugador ha tenido más intentos que ellos, con Jantjies a la cabeza en 95 intentos en 2017. No es ninguna sorpresa, entonces, que también han perdido más goles que cualquier otro jugador, con Jantjies tirando 22 patadas afuera y Mo'unga con uno menos.

Salvo que alguno de los dos equipos logre romper con esta sequía de tries en las finales, van a tener que confiar en sus pateadores. Los números le dan a Lions una pequeña ventaja en eso. Claro que el clima de una final puede hacer que todo cambie. Algunos pateadores mejoran sus números con la presión y otros la sufren mucho. La forma de patear de los dos números 10 será decisiva para decidir quién llevará el trofeo a casa este fin de semana.

 

Fuente: Sanzar

COMENTAR