Pumas
Pumas

BERTRANOU: "DE CHICO QUERÍA SER EL MEJOR 9 DEL MUNDO"


El medioscrum surgido en Los Tordos habla de su presente como estudiante y de su futuro Puma.

Sábado, 15 de Julio de 2017 | 17:16

Pactar una entrevista con Gonzalo Bertranou es sencillo a partir de la predisposición del mendocino. Sin embargo, uno debe atravesar los filtros de su agenda. Lejos de ser un divo, el rugby y el estudio están primero en la vida de este joven de 23 años. Integrante de Jaguares y Los Pumas, además cursa a distancia la carrera de Marketing, por lo cual reparte su tiempo con el deporte y la computadora. En un paréntesis, el medio scrum atendió a este cronista para hablar de su 2017.

-¿Cómo la llevás con la carrera?

-Estudio cuando puedo, aunque no es que tengo las horas contadas. Cuando vengo más tranqui aprovecho y le meto un rato, generalmente cuando no hay doble turno. Estoy en tercer año, me faltan dos para recibirme. 

-¿Tenés en claro que el rugby se puede terminar y luego habrá que hacer algo más de la vida?

-Sé que obviamente el rugby, como cualquier carrera deportiva, es corta y se termina. O -esperemos que nunca pase- podés tener alguna lesión, por eso siempre uno tiene que estudiar y tratar de hacer algo más que entrenar y jugar; además, para que la cabeza esté activa. Eso lo tengo muy claro y por eso estudio.

-¿Viene de vos o de tus viejos?

-Ahora, más lo empecé a hacer por mi cuenta. Pero de chico en casa me decían que jugara, pero siempre que estudiara. Si quería ir a jugar al tenis, iba a jugar al tenis; si quería hacer otra cosa, también me llevaban, como cuando empecé en Los Tordos. Pero siempre el estudio y el colegio eran prioridad. Siempre me volvieron loco con eso, ja. Y ahora de grande te das cuenta de que si le hubiese metido más firme ya estaría cerca de recibirme. Pero a veces una madura después y se da cuenta solo.

-¿Cuesta? Imagino que llegar después del entrenamiento y ponerte a estudiar debe ser complicado.

-La verdad es que cuesta mucho. Salís de entrenar cansado, decís bueno, me tomo una siestita y arranco. Y cuesta… Lo tomo como una motivación extra, algo personal.

-¿Cuál es el objetivo que tenés hoy tanto en Jaguares como en Los Pumas?

-Como jugador, y como soy yo, cada oportunidad que tenés la querés aprovechar. Uno quiere jugar todo el tiempo. Es a lo que uno aspira como jugador. Ser titular en cualquier equipo y darle lo mejor. Todos los días querés pasar mejor, patear mejor. Yo, todos los días trato de ser mejor.

-Más allá de tu presente en Jaguares, ¿cómo viviste tu primera convocatoria para un test match con Los Pumas?

-Con una felicidad tremenda. Disfruté muchísimo todo lo que pasó. Quizá los resultados no fueron los mejores, pero se hicieron muchas cosas bien. Jugamos contra Inglaterra, el mejor seleccionado del mundo junto con Nueva Zelanda. Se podría haber jugado mejor, pero crecimos mucho como equipo y se sigue progresando. Estoy contento por eso.

-¿Creés que se los critica mucho?

-La verdad es que tratamos de aislarnos bastante de lo que se habla afuera. Quizá se habla mucho y no se sabe lo que está pasando adentro. Nosotros somos los primeros enojados cuando no ganamos. Eso está clarísimo. Somos los primeros que estamos tristes y los primeros que en el entrenamiento siguiente queremos mejorar para el próximo partido hacerlo mejor. Son cosas normales, sabemos que hay presiones, así que, por ese lado, estamos tranquilos.

-Vos como uno de los más jóvenes, ¿cómo lo manejas?

-El tema de la presión y las críticas no me afecta, no les doy mucha bola. Y además, adentro del plantel hay gente que te aconseja muy bien, maneja bien las cosas, y los tomás como referentes y como ejemplos. Más que uno estar tranquilo con lo que uno hace y saber que estás dejando todo, no hay. Obviamente sabés que podés cometer errores. Pero si uno tiene las cosas claras, las críticas no pasan a molestarte.

Bertranou fue sumando muchos minutos esta temporada a partir de haberse hecho cargo de la 9 en Jaguares por la lesión de Martín Landajo, quien en mayo regresó a las canchas. El back fue haciendo carrera en el seleccionado desde el Menores de 20 y luego tachó los casilleros naturales hasta ser incluido, en 2016, en la franquicia del Super Rugby. Este año se dio el gusto de debutar en Los Pumas -con rapada bautismal incluida-, más allá de que se había puesto la celeste y blanca en un Sudamericano vs. Paraguay.

-¿Cómo analizás tu temporada hasta ahora?

-Yo, cuando arranque el año, quería jugar lo más posible, quería ganarme un lugar. Y por eso estoy contento por lo que pasó. Estoy con muchas ganas de seguir jugando, seguir entrenándome. Porque el calendario es larguísimo, todavía falta y no me puedo conformar con haber jugado lo que jugué hasta ahora.

-Se viene un test en Mendoza con Australia por el Championship… ¿Hace mucho no jugás en tu provincia?

-Y… en mi club jugué en septiembre del año pasado. Y con el seleccionado de Cuyo, jugué el Argentino hasta noviembre.

-¿Alguna vez jugaste en el estadio?

-No, no tuve la suerte.

-¿Te imaginas hacerlo contra Australia?

-Una motivación y un objetivo grande que tengo en mi cabeza es seguir jugando en Los Pumas, así que me imagino que estaría muy contento si se me da esa chance. Me entreno todos lo días pero no sólo para jugar ese partido, sino todo lo que se pueda jugar.

-¿Cómo sería ese día soñado?

-La verdad es que quiero jugar siempre, pero lo ideal sería jugar ese partido, ganar, que el equipo juegue bien y que queden todos contentos.

-A Australia se le ganó una vez, y justo en el Malvinas de Mendoza…

-Sí, en Mendoza siempre se hicieron buenos partidos, es una linda plaza.

-¿Vos ibas a ver los partidos?

-Sí. Fui a verlos todos, era más como simple espectador.

-¿En ese momento soñabas con Los Pumas?

-No sé si era un sueño, pero sí un objetivo muy grande que tenía de chico: jugar en Los Pumas y ser el mejor medio scrum del mundo. No te voy a mentir: cada vez que los veía, tenía esas ganas de alguna vez estar ahí adentro.

-¿Querías esta vida, de rugbier profesional?

-Siempre quise jugar al mayor nivel que pudiera. Cuando jugaba en el club, quería romperla para tratar de ir a un nivel siguiente. Nunca me conformé, no me conformo ahora. Siempre quiero jugar mejor y jugar más, y que el equipo ande bien. 

COMENTAR