Nacional de Clubes
Nacional de Clubes

LO DIO VUELTA Y DEFIENDE SU TITULO


En el marco de una de las semifinales del ICBC Nacional de Clubes, Hindú, actual campeón de esta competencia, se llevó un gran triunfo de Córdoba y a partir de su personalidad, oficio y la chapa de siempre candidato venció a Tala por 21 a 19.

Domingo, 15 de Mayo de 2016 | 22:18
El primer tiempo fue muy entretenido y parejo. Los primeros minutos fueron del local que logró imponer su ritmo aprovechando cada posibilidad que le dio Hindú. Por eso la concentración del local le metió presión en defensa al conjunto de Torcuato, y fue Stéfano Ambrosio quien después de un error terminó en el ingoal celeste y amarillo.

El 10 sumó la conversión para volver a empezar. Pero más allá de lo que hacía Tala, Hindú siempre estuvo en partido a partir de su juego pragmático que, sumado a la fortaleza de sus delanteros, hizo que todo fuera más equilibrado. Fue tal la confianza que tomó el actual campeón del Nacional  que a partir de sus delanteros puso en jaque al pack blanquinegro, llegando al try penal y dejar el resultado más cerca.  

La pizarra marcaba 16 a 13, ya que Ambrosio y Díaz Bonilla habían movido el tanteador con sus envíos a los postes. En el complemento, sobre todo en los veinte minutos iniciales, jugaron como si fuese un partido de ajedrez. Hindú mejoró su scrum, y Tala lo sintió. El juego táctico con el correr de los minutos fue tomando protagonismo, hasta que Hindú comprendió que el juego era jugar y no patear.

Los de Buenos Aires fueron en busca del try y lo consiguió a través de Lucas Camacho a nueve minutos para el final. Pero nadie se iba a imaginar que “Tito” Díaz Bonilla podía fallar una conversión tan factible y clave en el resultado. El score decía que Tala ganaba 19 a 18, pero esa pequeña diferencia era un fiel reflejo de lo que estaba pasando. Los locales no podían pasar a campo rival e Hindú jugaba a contra reloj, pero con el control de la pelota. Otro penal fallado por el apertura visitante le daba más dramatismo al partido.

Pero ya en tiempo cumplido, y cuando Díaz Bonilla debía mostrar toda su personalidad, Hindú tuvo un penal a favor casi en mitad de cancha “Manaza” le acercó el tee, y sus palabras fueron claves para el pateador: “Tranquilo, olvídate de lo anterior que esta es tu posibilidad”. Y Díaz Bonilla le hizo caso. Metió el penal más importante del partido para darle el triunfo a su equipo y depositarlo otra vez en la final de la competencia.

Prensa UAR
COMENTAR